ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish
Helos
Helos Magazine Historias Perfil

La renovación de Bell con soluciones eficientes y modernas: Bell 505, 412 EPi y 407 GXi/M

Bell está posicionada en América Latina con sus distintos modelos de helicópteros, cubriendo necesidades en el ámbito civil y militar con icónicos modelos como el UH-1, 206, 212, 407 y 412. Cada uno de ellos con características propias y cualidades que los destacan para operar bajo ciertas condiciones o exigencias, y que se han mantenido por décadas en el mercado chileno, argentino, brasileño, mexicano, colombiano, peruano y ecuatoriano, entre otros.

Hoy en día, cuando las exigencias modernas distan de las que conocíamos hace unos años atrás, Bell ha sabido ponerse a la altura y desarrollar nuevos modelos, a la vez que ha introducido modificaciones a algunas de sus aeronaves ya en producción, de manera de poder mantenerse a la vanguardia en el mercado y ofrecer soluciones eficientes y tecnológicas, que permiten abrir su cartera de clientes a nuevos usuarios, y también continuar brindando una buena experiencia a quienes han confiado en la marca.

En el presente artículo centraremos nuestra atención en tres modelos que destacan dentro del catálogo de la firma, revisando sus principales características que los convierten en aeronaves polivalentes en el ámbito civil y militar.

505 Jet Ranger X, apostando a lo nuevo

Bell define al modelo 505 como el helicóptero más avanzado y dinámico en su clase, el cual ha sido diseñado por un conjunto de pilotos, técnicos y operadores a lo largo del mundo para ofrecer una experiencia sin precedentes a sus clientes, combinando aviónica de última generación y una planta motriz pensada en la eficiencia que exige el mundo actual.

Su nombre deriva de la potencia de su motor Turbomeca Arrius 2R de 505 SHP (Shaft Horse Power) o potencia de turboeje, el cual incluye en su diseño una FADEC (Full Authority Digital Engine Control) de doble canal, única en helicópteros de su tipo y que le permite mediante el control digital del motor, obtener una mayor potencia en altitud, reducir el consumo de combustible y desarrollar mejores prestaciones en condiciones cálidas y de altura.

Este helicóptero es el sucesor natural del Bell 206, el cual es utilizado como entrenador o helicóptero de transición desde otros con motor a pistón. Sin embargo, el 505 presenta algunas características que lo ponen aún por sobre las expectativas o capacidades que han tenido los helicópteros ligeros a la fecha, ofreciendo también prestaciones como helicóptero utilitario, corporativo, de seguridad pública y apto para realizar evacuaciones aeromédicas.

Destaca de este modelo la comodidad que le entrega tanto a pilotos como pasajeros, ya que está diseñado para entregar una experiencia única a ambos. Su desarrollo consideró una gran vista panorámica desde la cabina de mando y también desde el asiento trasero donde se ubican los pasajeros, ya que posee grandes ventanas laterales. Hacia el frente se obtiene una vista despejada debido a que este asiento se encuentra elevado por sobre el de los pilotos.

En cuanto a la aviónica y sistemas que incorpora, podemos indicar que están diseñados para acoplarse a las necesidades que exige la tecnología en el mundo de la aviación moderna y su proyección a futuro. El Jet Ranger X cuenta con un sistema integrado de aviónica Garmin G1000H NXi, presentado en dos pantallas Led de alta resolución de 10,4 pulgadas (26,4 cm) que le permite, mediante un sistema de mapa en movimiento y del aumento de la capacidad GPS (WAAS: Wide Area Augmentation System), presentar la posición del helicóptero en cartas de navegación, rutas y procedimientos IFR. Lo anterior para entregar al piloto una mejor conciencia situacional, ya que incluye la base de datos de terreno y le otorga también una alerta sobre obstáculos y del terreno.

Adicionalmente, el Bell 505 considera la integración de un transpondedor modo Sierra y sistema ADS-B, en línea con los más modernos sistemas de control de tráfico aéreo y que se estima que paulatinamente serán requisito para operar en distintos espacios aéreos a lo largo del planeta, incorporando también el sistema estándar de información de tráfico (TIS-B) que sirve al piloto para conocer la ubicación de otras aeronaves o helicópteros en su área de vuelo.

Por último, dentro de las configuraciones adicionales y opcionales con las que puede contar el Jet Ranger X, se encuentran el sistema FIS-B que permite la recepción de información de estaciones meteorológicas; un sistema de visión sintética que se superpone a la información de vuelo en las pantallas multifuncionales; el sistema de Alerta y evasión de terreno para helicópteros (H-TAWS); y la capacidad de piloto automático de 2 y 3 ejes.

 

412 EPi, evolución en aviónica y planta motriz

 Uno de los modelos más exitosos de Bell en el segmento bimotor es el 412. Prueba de ello es su extensa red de cerca de 40 operadores militares y gubernamentales que utilizan este modelo para diversas labores de acuerdo a los requerimientos y necesidades de cada uno de ellos, gracias a las características de diseño y versatilidad incorporadas.

En el ámbito militar es una excelente opción para el transporte de tropas, ya que su cabina le entrega una capacidad de 14 personas con una tripulación mínima de un piloto. Por otro lado, su célula le permite una capacidad de carga externa de 2.041 kg (4.500 lbs). La velocidad crucero máxima es de 124 nudos (230 km/h) y su alcance es de 672 km, que equivale exactamente a la distancia entre Santiago de Chile y Copiapó, y que es un poco más que la distancia entre Córdoba y Buenos Aires en Argentina. Este alcance está calculado para su peso máximo de despegue de 5.398 kg (11.900 lbs) y no considera el uso de estanques de combustible auxiliar de 123 o 617 litros, que son elementos opcionales para este modelo y con los que puede aumentar hasta en un 50% su capacidad interna en el caso del estanque auxiliar de mayor capacidad.

La última versión del 412 desarrollada por Bell, se denomina EPi (upgrade del previo EP, Enhanced Performance), e incluye dos mejoras sustanciales en su aviónica y planta motriz respecto de las versiones anteriores, mejorando su capacidad multimisión, performances y tecnología.

El sistema integrado de aviónica Bell BasiX Pro, provee al piloto de información que lo lleva a tener una mejor gestión de su carga de trabajo a la vez que aumenta su conciencia situacional en los ambientes más críticos del vuelo, como por ejemplo, bajo reglas de vuelo por instrumentos en condiciones de baja visibilidad. El BasiX Pro está compuesto por un sistema Garmin GTN-750 para navegación, comunicaciones y capacidad aumentada de GPS. Un sistema H-TAWS, ADS-B y un indicador de potencia denominado PSI (Power Situation Indication), que permite obtener mediante un vistazo rápido y de fácil interpretación la condición del helicóptero respecto al estado de su planta motriz y sus límites en la pantalla principal del piloto.

El conjunto de motores utilizados en esta versión corresponde al Pratt & Whitney Canada (P&WC) PT6T-9 Twin-Pac, el cual fue presentado el año 2013 para mejorar las prestaciones de las anteriores versiones de este motor. La potencia que suministra el PT6T-9 es un 15% superior al modelo anterior y además entrega la capacidad de monitorear sus parámetros y generar reportes de mantenimiento, facilitando las tareas de mantención y soporte. Uno de los efectos de esta mejora se ve reflejado en un incremento de las performances del helicóptero, que mediante la instalación rápida de un kit opcional, puede aumentar su carga útil hasta un valor de 2.327 kg, así como también mejora la capacidad para volar en la combinación de ambientes cálidos y de altura, los que en conjunto son en muchos casos la piedra de tope para el desempeño óptimo de aeronaves de ala rotatoria.

Adicionalmente, la incorporación del PT6T-9 le entrega la capacidad de utilizar el sistema de aumentación de estabilidad en tres ejes, y opcionalmente de cuatro ejes, lo que se traduce en un control automático total del helicóptero, permitiendo que el piloto vuele completamente con las manos fuera del cíclico y colectivo, debiendo monitorear siempre los parámetros y sistemas de la aeronave, como es el caso del vuelo por instrumentos. 

407 GXi y 407M, tecnología y eficiencia para el mundo civil y militar

 Otro de los desarrollos recientes de Bell va de la mano de la actualización y mejoras introducidas al modelo 407, el cual está en servicio desde la mitad de la década de 1990, y que es un derivado del 206L-4 Long Ranger de turbina monomotor que comparte su rotor principal de cuatro palas con el modelo militar Bell OH-58D.

Las mejoras introducidas al modelo 407GXi, tal como las mencionadas en el caso del 412 EPi, se concentran en su sistema de aviónica y planta motriz, que le entregan capacidades de volar en condiciones meteorológicas de vuelo instrumental y por otro lado aumentan las performances y capacidades del helicóptero.

El sistema de aviónica utilizado en el 407 GXi es común con el descrito para el 505, con un Garmin G1000H NXi, que esta vez incluye el sistema de visión sintética y el de evasión y escape de terreno de forma nativa, además de entregarle al piloto la opción de sincronizar planificaciones desde dispositivos móviles vía conectividad inalámbrica.

Otra de las nuevas capacidades incluyen la opción de superponer el sistema de mapa en movimiento sobre los instrumentos de navegación, liberando la pantalla multifunción para otros usos, como por ejemplo, la activación de una cámara ubicada en el rotor trasero, especialmente diseñada para una operación más segura en áreas confinadas. También puede utilizar dos páginas simultáneamente en las pantallas de multifunción, incluyendo en todo momento el PSI como fue descrito en el modelo 412 EPi.

En cuanto a su motor Rolls-Royce M250-C47E/4, podemos señalar que incluye una FADEC de doble canal, la cual automáticamente ajusta cualquier cambio de potencia para un uso eficiente y seguro del motor. Con una velocidad de crucero de 133 nudos (246 km/h), este helicóptero tiene la fuerza necesaria para volar con un piloto y hasta seis pasajeros con su capacidad total de combustible o con una carga útil interna de hasta 1.156 kg (2.550 lbs), mientras que como carga externa puede levantar hasta 1.406 kg (3.100 lbs).

Existe también una versión militar del 407 denominado 407M, que según Bell, promete ser el helicóptero polivalente más rentable del mundo. Su diseño se basa en la experiencia comprobada del OH-58 y sus 750.000 horas de vuelo, ahora incorporando modernos sistemas de armamento y una cabina de cristal integrada como ha sido descrita.

La versión 407M está pensada en cumplir con misiones de ataque ligero, operaciones especiales, reconocimiento armado y funciones de mando y control. Cuenta con un sensor electro-óptico y de espectro infrarrojo y armamento convencional y guiado, dentro de los que destacan ametralladoras de 12,7 mm y 7,62 mm, pods para el empleo de cohetes Hydra/APLWS de 70 mm y misiles guiados por láser Hellfire, entre otros.

También incluye en su diseño características propias de un helicóptero militar para ser utilizado en combate, como son capacidades superiores de autorotación probadas en su peso máximo de despegue, asientos de pilotos blindados, sistema de contramedidas defensivas, sistema autosellante en estanques de combustible en caso de recibir impactos balísticos, y la capacidad de utilizar la transmisión en caso de filtraciones hidráulicas por 30 minutos, de acuerdo a los requerimientos y especificaciones del Ejército de Estados Unidos de América, entre otras características que podremos revisar en detalle más adelante en un artículo especialmente dedicado a esta versión.

 

 

 

 

 

 

 

La empresa estadounidense Bell está posicionada en América Latina con sus distintos modelos de helicópteros, cubriendo necesidades en el ámbito civil y militar con icónicos modelos como el UH-1, 206, 212, 407 y 412. Cada uno de ellos con características propias y cualidades que los destacan para operar bajo ciertas condiciones o exigencias, y que se han mantenido por décadas en el mercado chileno, argentino, brasileño, mexicano, colombiano, peruano y ecuatoriano, entre otros.

 

Hoy en día, cuando las exigencias modernas distan de las que conocíamos hace unos años atrás, Bell ha sabido ponerse a la altura y desarrollar nuevos modelos, a la vez que ha introducido modificaciones a algunas de sus aeronaves ya en producción, de manera de poder mantenerse a la vanguardia en el mercado y ofrecer soluciones eficientes y tecnológicas, que permiten abrir su cartera de clientes a nuevos usuarios, y también continuar brindando una buena experiencia a quienes han confiado en la marca.

 

En el presente artículo centraremos nuestra atención en tres modelos que destacan dentro del catálogo de la firma, revisando sus principales características que los convierten en aeronaves polivalentes en el ámbito civil y militar.

 

505 Jet Ranger X, apostando a lo nuevo

 

Bell define al modelo 505 como el helicóptero más avanzado y dinámico en su clase, el cual ha sido diseñado por un conjunto de pilotos, técnicos y operadores a lo largo del mundo para ofrecer una experiencia sin precedentes a sus clientes, combinando  aviónica de última generación y una planta motriz pensada en la eficiencia que exige el mundo actual.

Su nombre deriva de la potencia de su motor Turbomeca Arrius 2R de 505 SHP (Shaft Horse Power) o potencia de turboeje, el cual incluye en su diseño una FADEC (Full Authority Digital Engine Control) de doble canal, única en helicópteros de su tipo y que le permite mediante el control digital del motor, obtener una mayor potencia en altitud, reducir el consumo de combustible y desarrollar mejores prestaciones en condiciones cálidas y de altura.

 

Este helicóptero es el sucesor natural del Bell 206, el cual es utilizado como entrenador o helicóptero de transición desde otros con motor a pistón. Sin embargo, el 505 presenta algunas características que lo ponen aún por sobre las expectativas o capacidades que han tenido los helicópteros ligeros a la fecha, ofreciendo también prestaciones como helicóptero utilitario, corporativo, de seguridad pública y apto para realizar evacuaciones aeromédicas.

 

Destaca de este modelo la comodidad que le entrega tanto a pilotos como pasajeros, ya que está diseñado para entregar una experiencia única a ambos. Su desarrollo consideró una gran vista panorámica desde la cabina de mando y también desde el asiento trasero donde se ubican los pasajeros, ya que posee grandes ventanas laterales. Hacia el frente se obtiene una vista despejada debido a que este asiento se encuentra elevado por sobre el de los pilotos.

En cuanto a la aviónica y sistemas que incorpora, podemos indicar que están diseñados para acoplarse a las necesidades que exige la tecnología en el mundo de la aviación moderna y su proyección a futuro. El Jet Ranger X cuenta con un sistema integrado de aviónica Garmin G1000H NXi, presentado en dos pantallas Led de alta resolución de 10,4 pulgadas (26,4 cm) que le permite, mediante un sistema de mapa en movimiento y del aumento de la capacidad GPS (WAAS: Wide Area Augmentation System), presentar la posición del helicóptero en cartas de navegación, rutas y procedimientos IFR. Lo anterior para entregar al piloto una mejor conciencia situacional, ya que incluye la base de datos de terreno y le otorga también una alerta sobre obstáculos y del terreno.

 

Adicionalmente, el Bell 505 considera la integración de un transpondedor modo Sierra y sistema ADS-B, en línea con los más modernos sistemas de control de tráfico aéreo y que se estima que paulatinamente serán requisito para operar en distintos espacios aéreos a lo largo del planeta, incorporando también el sistema estándar de información de tráfico (TIS-B) que sirve al piloto para conocer la ubicación de otras aeronaves o helicópteros en su área de vuelo.

 

Por último, dentro de las configuraciones adicionales y opcionales con las que puede contar el Jet Ranger X, se encuentran el sistema FIS-B que permite la recepción de información de estaciones meteorológicas; un sistema de visión sintética que se superpone a la información de vuelo en las pantallas multifuncionales; el sistema de Alerta y evasión de terreno para helicópteros (H-TAWS); y la capacidad de piloto automático de 2 y 3 ejes.

 

 

412 EPi, evolución en aviónica y planta motriz

 

Uno de los modelos más exitosos de Bell en el segmento bimotor es el 412. Prueba de ello es su extensa red de cerca de 40 operadores militares y gubernamentales que utilizan este modelo para diversas labores de acuerdo a los requerimientos y necesidades de cada uno de ellos, gracias a las características de diseño y versatilidad incorporadas.

 

En el ámbito militar es una excelente opción para el transporte de tropas, ya que su cabina le entrega una capacidad de 14 personas con una tripulación mínima de un piloto. Por otro lado, su célula le permite una capacidad de carga externa de 2.041 kg (4.500 lbs). La velocidad crucero máxima es de 124 nudos (230 km/h) y su alcance es de 672 km, que equivale exactamente a la distancia entre Santiago de Chile y Copiapó, y que es un poco más que la distancia entre Córdoba y Buenos Aires en Argentina. Este alcance está calculado para su peso máximo de despegue de 5.398 kg (11.900 lbs) y no considera el uso de estanques de combustible auxiliar de 123 o 617 litros, que son elementos opcionales para este modelo y con los que puede aumentar hasta en un 50% su capacidad interna en el caso del estanque auxiliar de mayor capacidad.

 

La última versión del 412 desarrollada por Bell, se denomina EPi (upgrade del previo EP, Enhanced Performance), e incluye dos mejoras sustanciales en su aviónica y planta motriz respecto de las versiones anteriores, mejorando su capacidad multimisión, performances y tecnología.

 

El sistema integrado de aviónica Bell BasiX Pro, provee al piloto de información que lo lleva a tener una mejor gestión de su carga de trabajo a la vez que aumenta su conciencia situacional en los ambientes más críticos del vuelo, como por ejemplo, bajo reglas de vuelo por instrumentos en condiciones de baja visibilidad. El BasiX Pro está compuesto por un sistema Garmin GTN-750 para navegación, comunicaciones y capacidad aumentada de GPS. Un sistema H-TAWS, ADS-B y un indicador de potencia denominado PSI (Power Situation Indication), que permite obtener mediante un vistazo rápido y de fácil interpretación la condición del helicóptero respecto al estado de su planta motriz y sus límites en la pantalla principal del piloto.

 

El conjunto de motores utilizados en esta versión corresponde al Pratt & Whitney Canada (P&WC) PT6T-9 Twin-Pac, el cual fue presentado el año 2013 para mejorar las prestaciones de las anteriores versiones de este motor. La potencia que suministra el PT6T-9 es un 15% superior al modelo anterior y además entrega la capacidad de monitorear sus parámetros y generar reportes de mantenimiento, facilitando las tareas de mantención y soporte. Uno de los efectos de esta mejora se ve reflejado en un incremento de las performances del helicóptero, que mediante la instalación rápida de un kit opcional, puede aumentar su carga útil hasta un valor de 2.327 kg, así como también mejora la capacidad para volar en la combinación de ambientes cálidos y de altura, los que en conjunto son en muchos casos la piedra de tope para el desempeño óptimo de aeronaves de ala rotatoria.

 

Adicionalmente, la incorporación del PT6T-9 le entrega la capacidad de utilizar el sistema de aumentación de estabilidad en tres ejes, y opcionalmente de cuatro ejes, lo que se traduce en un control automático total del helicóptero, permitiendo que el piloto vuele completamente con las manos fuera del cíclico y colectivo, debiendo monitorear siempre los parámetros y sistemas de la aeronave, como es el caso del vuelo por instrumentos.

 

 

407 GXi y 407M, tecnología y eficiencia para el mundo civil y militar

 

Otro de los desarrollos recientes de Bell va de la mano de la actualización y mejoras introducidas al modelo 407, el cual está en servicio desde la mitad de la década de 1990, y que es un derivado del 206L-4 Long Ranger de turbina monomotor que comparte su rotor principal de cuatro palas con el modelo militar Bell OH-58D.

 

Las mejoras introducidas al modelo 407GXi, tal como las mencionadas en el caso del 412 EPi, se concentran en su sistema de aviónica y planta motriz, que le entregan capacidades de volar en condiciones meteorológicas de vuelo instrumental y por otro lado aumentan las performances y capacidades del helicóptero.

 

El sistema de aviónica utilizado en el 407 GXi es común con el descrito para el 505, con un Garmin G1000H NXi, que esta vez incluye el sistema de visión sintética y el de evasión y escape de terreno de forma nativa, además de entregarle al piloto la opción de sincronizar planificaciones desde dispositivos móviles vía conectividad inalámbrica.

 

Otra de las nuevas capacidades incluyen la opción de superponer el sistema de mapa en movimiento sobre los instrumentos de navegación, liberando la pantalla multifunción para otros usos, como por ejemplo, la activación de una cámara ubicada en el rotor trasero, especialmente diseñada para una operación más segura en áreas confinadas. También puede utilizar dos páginas simultáneamente en las pantallas de multifunción, incluyendo en todo momento el PSI como fue descrito en el modelo 412 EPi.

 

En cuanto a su motor Rolls-Royce M250-C47E/4, podemos señalar que incluye una FADEC de doble canal, la cual automáticamente ajusta cualquier cambio de potencia para un uso eficiente y seguro del motor. Con una velocidad de crucero de 133 nudos (246 km/h), este helicóptero tiene la fuerza necesaria para volar con un piloto y hasta seis pasajeros con su capacidad total de combustible o con una carga útil interna de hasta 1.156 kg (2.550 lbs), mientras que como carga externa puede levantar hasta 1.406 kg (3.100 lbs).

 

Existe también una versión militar del 407 denominado 407M, que según Bell, promete ser el helicóptero polivalente más rentable del mundo. Su diseño se basa en la experiencia comprobada del OH-58 y sus 750.000 horas de vuelo, ahora incorporando modernos sistemas de armamento y una cabina de cristal integrada como ha sido descrita.

 

La versión 407M está pensada en cumplir con misiones de ataque ligero, operaciones especiales, reconocimiento armado y funciones de mando y control. Cuenta con un sensor electro-óptico y de espectro infrarrojo y armamento convencional y guiado, dentro de los que destacan ametralladoras de 12,7 mm y 7,62 mm, pods para el empleo de cohetes Hydra/APLWS de 70 mm y misiles guiados por láser Hellfire, entre otros.

 

También incluye en su diseño características propias de un helicóptero militar para ser utilizado en combate, como son capacidades superiores de autorotación probadas en su peso máximo de despegue, asientos de pilotos blindados, sistema de contramedidas defensivas, sistema autosellante en estanques de combustible en caso de recibir impactos balísticos, y la capacidad de utilizar la transmisión en caso de filtraciones hidráulicas por 30 minutos, de acuerdo a los requerimientos y especificaciones del Ejército de Estados Unidos de América, entre otras características que podremos revisar en detalle más adelante en un artículo especialmente dedicado a esta versión.

 

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas

El EMERCOM firma acuerdo con Russian Helicopters por nueve Mi-38PS

Paulo Morales Valdebenito

50 años de Cóndores, el agrupamiento de helicópteros de la CDMX

José Antonio Quevedo

Leonardo aumenta presencia en el mercado HEMS de Norteamérica durante la AMTC 2021

Cristobal Soto Pino